+55 (31) 9 8797-0241 profe@elianalustosa.com.br

¡Aquí hay tomates!

La Tomatina

¿A final tomate es fruta o verdura? A un pueblo en España que se llama Buñol esto les da igual. ¿Puedes imaginar una batalla de tomates em las calles del Pueblo? Pues prepárate que te contamos como funciona esta guerra pintoresca llena de diversión y risa.

Una guerra de tomates es una razón para ir miles de turistas a Buñol, una provincia de Valencia. Se dice que los tomates son cultivados solo para esta ocasión, no es un tomate de buena calidad, no se aprecia para el consumo. Lo que los organizadores garantizan que no es un desperdicio. Se puede divertirse sin culpa. La fiesta es muy bien organizada y reglada y lo que vamos a ver es un río de salsa de tomates por el pueblo.

Esta fiesta es siempre el último miércoles de agosto. Se cuenta que la batalla tuvo origen em una revuelta por parte de los agricultores que no estaban de acuerdo con el precio de la cosecha y empezaron a tirar tomates a los concejales. A final la batalla se transformó en una diversión y el ayuntamiento pasó a adoptar la guerra con un evento anual.  Pasa a ser una tradición que se explica por mucho que se pueda dudar sin embargo la fiesta crece a cada año. Son miles de tomates aplastados que sirven de proyectiles entre personas que no se conocen y pasan a disfrutar de un rato de diversión. Hay otra versión para el origen de la Tomatina, se cuenta que en 1945 durante el desfile de los Gigantes y Cabezudos algunos jóvenes decidieron escenificar una pelea en la Plaza del Pueblo y la munición más a mano eran tomates. La policía reaccionó y obligó a los participantes pagar por los tomates. Al año siguiente volvieron el mismo miércoles con sus propios tomates para una nueva batalla. Así durante algunos años insistieron con la pelea, lo que pasó a ser una costumbre. En 1980, La Cámara de Buñol asumió la organización del festejo. Desde entonces tenemos la fiesta como se puede ver cada año.

A las 9 de la mañana en la Plaza del Pueblo van llegando las personas y se da inicio a la fiesta. Algunos jóvenes suben un palojabón donde en lo alto hay un jamón. Los más animados intenta subir mientras los vecinos tiran cubos de agua a los participantes en la plaza.

A las 11h suena un petardo que anuncia el inicio de la batalla y la llegada del primer camión cargado de 150.000 tomates y los vuelca en la calle. Poco después ya están todos rojos de salsa de tomate. Enseguida van llegando más munición. Se estima que llegan unos 10 camiones. Hasta que suena el segundo petardo una hora después y se termina la batalla. Por supuesto no es el fin, sino que se sabe que no llegan más camiones. Lo que viene enseguida es la manguera que lava los participantes y toda la calle.

tomatina 2Es un evento lleno de reglas que son importantes para evitar accidentes y mantener el clima festivo. Aquí algunos consejos del Ayuntamiento para disfrutar del festejo.

Lleva una ropa vieja la tendrás muy muy sucia. No se puede rasgar las ropas o camisetas.

Lleva zapato o calzado atado. Evita las chanclas que son fáciles de perderse.

Lleva gafas de buceo o algo para proteger los ojos, los tomates son muy ácidos.

Los tomates deben ser aplastados antes de arrojados para evitar que hagan daños.

No lances otros objetos que no sean tomates. No se puede llevar botellas u otro objeto que pueda causar accidentes.

Se debe dar paso a los camiones.

Al segundo disparo ningún tomate debe ser arrojado.

 

 

 

Pin It on Pinterest

Share This